« Volver

Moda Invierno 2010: ¿Cómo usar las plumas?

12 de abril de 2010

primavera-2010-plumas-31

Atrás han quedado los días en que las tendencias de invierno y verano eran tan delineadas que era difícil encontrar ropas coloridas en invierno y era absurdo usar modelos calientes en temporada de calor. En la actualidad la moda va a un punto en el que todo puede utilizarse en base a reglas mucho más simples que las dictadas en décadas anteriores.

Para esta temporada de invierno, una de la prendas a presentarse son las plumas. Es un material que tiene todo que ver con el invierno y serán implementadas desde cuellos,  mangas e inclusive algunos de los accesorios que la acompañan. Todas hechas con plumas delicadas, pero claro no toda la ropa cubierta de plumas, no hay que excederse o nos veremos de una manera gallinácea, sin que ello sea la intención!

La opción más segura de adherirse a en un toque visual plumado está sin duda, en los detalles. Las plumas en cantidades pequeñas se pueden añadir a los hombros, puños, cuellos o simplemente en el centro de los vestidos para agregar luminosidad a la mirada. Ineludiblemente hablaremos de la restricción alérgica que algunas mujeres sufren con este material, pues si fuera el caso, al menos le queda la opción de probar con unos zapatos con plumas u otros accesorios similares. De lo contrario y como es el caso con la mayoría de las mujeres que no sienten el efecto alérgico de las plumas, entonces pueden usar esta falda.

Moda Plumas - 2010

Las piezas únicas, como las faldas y las chaquetas son las opciones con más encanto compuesto de estos materiales voluminosos. Es precisamente debido a este volumen que es necesario prestar atención a la hora de elegir la pieza para que nos dé una mirada de realce. Ni que decir si se tiene una falda de plumas, esta hará crecer visualmente las caderas. Pero lógico en ese caso tendrá que ir con otro atuendo, y la mejor opción es optar por un chaleco del mismo material, ello para disimular el volumen que origina la pluma.

Los vestidos completamente cubiertos de plumas, deben  ser usados con cautela. El punto es que incluso en el caso de que la pluma aun sea ligera, estará casi bailando en el viento, ello porque el material se hace de aspecto pesado visualmente debido a la compleja textura. Un cinturón se convierte entonces en complemento imprescindible, así como los talones y el pelo recogido, los cuales serán bienvenidos.

La clave está en elegir los modelos que no tengan tantas capas de plumas y que en combinación con otros accesorios trabaje para reducir el volumen.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *